Print

Bienvenidos

Les extiendo un abrazo de comunión en Cristo Jesús y les invito a salir a su encuentro, caminando e imitando a Santiago Apóstol y de la mano de María, en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, que nos sigue diciendo:  “Hagan lo que Él les diga”. 

 

Diócesis de El Yunque, porque todos nuestros pueblos y comunidades tienen de referencia a ese Gran Bosque Tropical que se eleva y permanece siempre verde y fecundo, irradiando con sus aguas cristalinas las tierras de nuestros pueblos y nos sirve, también, el preciado líquido como don natural para la vida.  Montaña mítica y sagrada para nuestros primeros ancestros, que hoy con su intenso verdor, nos llama a la esperanza y a la vida como Iglesia Misionera en la región Oriental de Puerto Rico.  Por eso, cariñosamente llamamos a la Diócesis de Fajardo-Humacao, “Diócesis de El Yunque”.

 

Cuando el 11 de marzo de 2008 nació esta Diócesis en la región Oriental de Puerto Rico, se nos llamó a edificar una Iglesia local Misionera.  Por eso, desde ese momento, en la alborada de Aparecida, no ha cesado el llamado al discipulado misionero, proclamando e impulsando el encuentro con Cristo que llama, renueva, forma y envía.  En sintonía con este llamado está nuestra convocatoria a nuestros Presbíteros, Diáconos, Religiosos, Religiosas, Líderes y Pueblo de Dios en general, para renovar nuestra fe en Cristo Jesús.  Renovarnos en nuestras mentes y corazones para relanzarnos como verdaderos discípulos misioneros, caminando por nuestras calles, visitando a nuestras familias, celebrando la fe en nuevos areópagos,  tales como canchas, parques y coliseos.

 

Con nuestro Plan Diocesano de Pastoral “Rema Mar Adentro, tu Vida es Misión”, queremos escuchar las Palabras de Jesús, como lo hicieron los primeros apóstoles, Santiago entre ellos, y echar las redes.  Sabemos que habrá una pesca abundante en esta Diócesis Misionera porque caminamos en sintonía con Jesús, como lo hizo Santiago Apóstol, que patrocina y acompaña nuestra misión diocesana.  Inspirados en María, nuestra Madre, en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, Patrona Secundaria, queremos escuchar la Palabra de Dios y ponerla en práctica.  El testimonio fiel, veraz y coherente irá haciendo el camino misionero que recorrerán nuestros niños y jóvenes, y que llegará a muchos hogares donde la fe está dormida, se ha vuelto indiferente o se ha extinguido.   

 

¡Qué en ustedes, hermanos, que se unen maravillosamente a este llamado misionero a través de las redes sociales, renazca Cristo con todo su amor y su fuerza salvífica! 


Les bendice,


S.E.R. Mons. Eusebio Ramos Morales, Obispo de la Diócesis de Fajardo-Humacao, Diócesis de El Yunque. 

меня зовут эрл